Seguidores

Buscar este blog

lunes, 15 de febrero de 2016

MARTINA CON VISTAS AL MAR de Elísabet Benavent


Sinopsis:

Primera parte de la bilogía «Horizonte Martina», una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas, una novela llena de sorpresas que te hará vivir momentos únicos y que te conquistará para siempre.Placer para los sentidos.Original, arriesgada, arrebatadora, desternillante, hípster, macarra, sexy, 100% @BetaCoqueta,Martina con vistas al marte enloquecerá.Martina trabaja en la cocina de un hotel y sueña con ser chef.Martina ama a Fer, su antiguo profesor de cocina, desde hace ya diez años, o eso cree.Martina recibe una sorpresa el día de su aniversario: Fer la invita a cenar a El Mar.Martina tiembla cuando Pablo Ruiz, excéntrico chef del restaurante, se acerca a saludar.Martina fantasea, teme, camina... Sabe que nada será igual a partir de ese encuentro.Después del éxito de «Saga Valeria», «Saga Silvia» y la trilogía «Mi elección», con más de 400.000 ejemplares vendidos, Elísabet Benavent regresa a la ficción con una historia de amor irrefrenable, súbita, auténtica, un binomio eléctrico, una combinación explosiva que demuestra que en cuestión de amor no se puede negar la evidencia y que a pesar de los temores el corazón decide amar al ser más inesperado...

Mi opinión:

Martina es una chica roca, sus sentimientos siempre estan guardados, siempre mantiene las formas y hace lo correcto. Hasta que empieza a trabajar en El Mar el restaurante de Pablo Ruiz, un chef al cual admira. El le hace ver otro mundo, se enamora, hacen locuras y Martina por fin se suelta.

Martina vive con sus dos mejores amigas, Sandra una opositora que nunca aprueba las oposiciones y que lo ha dejado con su novio de toda la vida y Amaia la cual está enamorada de su mejor amigo, pero esta aún no lo sabe.

Y ahora viene mi opinión, Elísabet Benavent, es una de mis escritoras preferidas, y la única escritora que he tenido el placer de conocer en persona. Y no me gusta un pelo tener que escribir esta reseña, pero para eso está este blog no me queda mas remedio.

Hay un descontento general con este libro entre sus fans, quizas porque siendo Elísabet esperamos MAS como ella misma pone en su saga, quizas si este libro fuese de otra escritora diriamos, es bueno, esta bien, puede ser......

Pero resulta, señoras y señoras que Eli nos tiene muy mal acostumbradas, sus libros estan llenos de emocion, sentimiento, momentos clave y decisivos son super intensos y este sencillamente no lo es.

Los personajes principales dejan mucho que desear, ambos son bastantes planos, yo creo que ahi está el error, son personajes secundarios, pero no dan para una novela. Sin embargo en el mismo libro tenemos a la loca Amaia y al dulce Javi, y en mi modesta opinión esos dos si que son unos protagonistas como la copa de un pino, estaba mas ansiosa por saber de su historia que de la de Martina y Pablo.... Y eso no debería ser....

En fin, ¿el libro es bueno y engancha?   Por supuesto que si, hablamos de Beta Coqueta, pero no es un trabajo acorde al nivel de los anteriores. Aun así una servidora se leera la siguiente parte y permanece fiel a la escritora. No todos los libros pueden ser igual de buenos y para gustos los colores.

PSDT: A mi humilde parecer, en este libro hay un montón de palabrotas, muchísimas mas que en los anteriores, y no es que me moleste..... aunque tampoco me encanta..... pero.... ¿Es realmente necesario para la historia? ¿O la empobrece?

1 comentario:

  1. A mi me gustó bastante toda la bilogía, anunque debo reconocer que tienes razón en cuanto a las palabrotas, aunque yo me lo tomé por el lado de que es lo que Elisabet ha querido plasmar en los personajes. Ellos son así y ya está, no me preocupó mucho ese tema, creo que forma parte de las personalidades de los personajes.
    Otra cosa en la que también estoy de acuerdo contigo es en que creo que los verdaderos personajes de la historia fueron Amaia y Javi, o al menos a mi me gustó mucho más esta historia secundaria que la trama principal de Martina y Pablo.
    Y bueno sobre Sandra mejor no comento, a ratos me daba mucha pena y al siguiente momento la aborrecia, para pasar a odiarla, para volver a darme pena, y así estuve toda la bilogía con ella.

    ResponderEliminar